Tras unos años difíciles, el mercado internacional de M&A ha alcanzado el punto de inflexión y empieza a mostrar síntomas de repunte en su actividad. Así lo anuncian ya incluso gigantes como PwC en su reciente informe Global M&A Industry Trends 2024.

Las previsiones apuntan a que el M&A está iniciando una trayectoria ascendente y experimentará un aumento paulatino de la actividad a medida que avance el año. Por tres motivos: 

  • La mejora de los mercados financieros, impulsada por la desaceleración de la inflación y las rebajas previstas de los tipos de interés.
  • La demanda (y oferta) de operaciones acumulada a lo largo de los últimos ejercicios. Hoy se calcula que los fondos de capital privado tienen aproximadamente 12 billones de dólares en activos bajo gestión, casi el doble de lo que tenían el 2019, antes de la pandemia. Por su parte, el capital privado dispone de casi 4 billones de dólares de liquidez. Es decir, capital que debe invertirse o devolverse a los inversores finales.
  • La necesidad estratégica de muchas empresas por adaptar y transformar sus modelos de negocio. Según el estudio Global CEO Survey 2024 de PwC, el 60% de los CEOs prevé realizar al menos una adquisición en los próximos tres años.

Sin embargo, cualquier fusión o adquisición se enfrentará también a dificultades como la financiación más cara de los últimos diez años. Esto presionará a la baja las valoraciones y obligará a los inversores a crear más valor para obtener el mismo retorno que antes. 

Por otra parte, el incierto panorama macroeconómico y geopolítico premiará a los actores y empresas que no acusen la presión y sean capaces de moverse con rapidez y precisión en entornos cambiantes. 

Tendencias por sectores 

Existen diferencias importantes por sectores. Por un lado, en los últimos meses de 2023 y el inicio de 2024 el repunte ya ha comenzado en los sectores de energía, tecnología, industria farmacéutica, aeroespacial, defensa, minería, producción industrial, automoción y tecnología. 

Aunque evolucionan más lentamente, los oportunidades abundan ya en sectores como el de la distribución, el inmobiliario o la construcción, donde muchas empresas aún se están recuperando o se encuentran en fase de reestructuración. A remolque de los sectores más activos en 2024 crecerán los subsectores de la IA, los semiconductores, los vehículos eléctricos, las baterías y el almacenamiento de energía, la biotecnología y la intermediación de seguros.

Por último, sectores como la banca y la sanidad están evolucionando más lentamente y pueden tardar más en recuperarse. También el gran consumo se verá afectado por el limitado poder adquisitivo de las familias con rentas medias. Sin embargo, la necesidad generalizada de transformación de las empresas debería infundir optimismo entre los inversores.

Un inicio de año prometedor para el mercado internacional de M&A

Aunque enero suele ser tranquilo, en este primer mes 2024 ya se han anunciado varios mega deals por un valor superior a 5.000 millones de dólares que muestran una mayor predisposición a realizar transacciones grandes y complejas. Algunas de las más destacadas a nivel internacional son la oferta de compra de Juniper Networks por parte de Hewlett Packard Enterprise por valor de 14.000 millones de dólares, la de Global Infrastructure Partners por parte de Blackrock por 12.500 millones de dólares, la propuesta de fusión de Chesapeake Energy y Southwestern por 7.400 millones de dólares, y la inversión conjunta en Vantage Data Centers por parte de DigitalBridge y Silver Lake por valor de 6.400 millones de dólares.

Tanto estos mega deals como las operaciones de tamaño pequeño y medio este año requerirán  encontrar soluciones creativas para abordar los retos actuales. Los especialistas M&A de Confianz constantemente analizan las tendencias del sector para ofrecer a nuestros clientes la asesoría más adecuada en cada empresa y sector



SOLICITE INFORMACIÓN

Nombre completo

Comentarios